Muy del 2013

Y cuando sabes que algo puede ir mal y estallará bajo tu nariz.
Cuando no es posible ser feliz y te asustas como un animal.
Es el día de la gran broma final.
Cuando te griten con rabia que tu amor entero fue una estafa,
y tú protestes y no quede un alma allí para escuchar.
Cuando ya no queden ritos, suene un golpe seco y casi un grito,
y luego ya no te molestes ya no hay nada que arreglar.
Es el día de la gran broma final.
Ya nada será igual
tras el día de la gran broma final.

La gran broma final. Nacho Vegas.



Es innegable que todos tenemos nuestros días de grandes bromas finales,
pero nunca les leemos sus derechos
antes de disparar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario