Niños y tigres, tigres y niños




- Creo que la gente se preocupa demasiado por tonterías. Así sólo consiguen ser infelices. ¿Por qué hacerse una úlcera por cosas que no tienen importancia?
+ ¿Como la redacción que tendrías que estar escribiendo sobre el libro que no has leído?
- Por ejemplo, exacto.





Calvin: Siéntate y mira las hormigas. Mira, ésta lleva a cuestas una miga más grande que ella. Y CORRE. Si le pones un obstáculo delante, no para hasta que lo cruza. No deja que nada la detenga. No puedo identificarme con este tipo de trabajo ético.



- ¡Buenas noticias, Hobbes! ¡Voy a fundar un club secreto, y te dejo ser miembro!
+ ¡Qué bien!
- ¡Será genial! Nos inventaremos nombres secretos, códigos secretos para nuestra correspondencia secreta, un saludo secreto... ¡Tendremos un club secreto, con una llamada secreta para entrar, y haremos grandes cosas secretas!
+ ¿Por qué tanto secreto?
- La gente te presta más atención cuando cree que escondes algo.



Calvin y Hobbes y su no sé qué que qué sé yo que se gastan. 
Mis cómics favoritos sin ninguna duda.

Disparates

O disparas, o dispárate.


Destrozarnos los huesos, astillarnos la piel, mordernos salvajes cada día.
Tenernos con el único fin de sentirnos vivos. Solos, pero vivos. 
Ser libres, pero sernos. 
Anularnos la capacidad de jodernos los sentimientos, pero sin duda jodernos.
¿No fue esto lo que me pediste?
¿No era esto lo que querías?

Sí.
Pero nunca fue contigo.

Y él no lo entendía.
Porque ya no nos sentíamos solos, ahora sólo nos sentíamos.
Y era enfermizo vivirnos así de libres con todos esos sentimientos jodiéndose nuestras ganas cada noche.
Porque yo no los pedí, como presente.
Porque yo nunca nos quise, como futuro.

Creo que es hora de que aterricemos en tierra firme
dijo calmado, indiferente como siempre.
Y acto seguido soltó los mandos, porque aún perdiéndonos tenía que ganar.
No lo dudó, nos estrelló contra aquel cementerio de pasados.


Y de aquel disparate rescatamos dos cuerpos,
pero ningún corazón.