Iniciales


Urgente necesidad de mover la tinta, claroscuro amanecer de estupideces ajenas, y un giro en la trama de una película que nunca fue muy buena.

Y aún así sigo mirándola y maravillándome con esa manera tan especial que tiene de fumar. Aunque siempre preferí verla fumándose el mundo. Aspirando los lunes perezosos entre sus pestañas, espirando ese opio de sus sonrisas por las mañanas, y mientras siempre esperaba sonriendo apoyada en el hueco de los recuerdos a que la suerte pasara a su lado, para escapar de ella y así poder no cambiar. Era extraña. A base de pastillas comprimidas quiso imitar el mundo a modo de cigarros. La envidia de no atisbar sus hoyuelos pasó factura… Ahora entiendo. Era única.


1 comentario:

  1. QUE BONITO :D
    es bonito que alguien sienta tanto a otro alguien :)

    ResponderEliminar